Todo lo bueno en la vida implica un poco de riesgo.

Lo decimos por experiencia. En nuestros inicios, allá por 1986, el mercado estadounidense de seguros de responsabilidad civil estaba inmerso en una profunda crisis. La situación no tenía buena pinta, por lo que cualquiera habría dicho que era de locos montar un negocio. Pero en Beazley vemos cada riesgo como una oportunidad de hacer las cosas de forma diferente, así que nos lanzamos al vacío sin más red que un par de mesas de segunda mano y un viejo, pero icónico perchero. 

La base de una compañía de seguros no solo son los riesgos, sino también en las personas que la hacen posible. Por eso comenzamos a buscar las mentes más brillantes del sector para que se embarcasen en nuestro proyecto. Desde el inicio creamos un grupo diverso, con ganas de hacer algo insólito en el mundo de los seguros: buscar una aventura. Reunimos un grupo de grandes mentes preparadas para superar los enormes retos que nuestros clientes nos planteaban. 

Y en un mundo cada vez más complejo, dinámico y exigente nos pusimos la meta de convertirnos en el referente de la industria, la compañía de seguros a la que todos acudían para resolver sus problemas. 

Desde entonces, hemos hecho siempre las cosas de forma diferente.

En una época donde fácilmente se presuponen muchas cosas y se habla de forma grandilocuente, nosotros mantenemos una mente abierta y escuchamos más. Insistiendo y analizando el problema hasta que encontramos la solución adecuada. Pero si hay algo que nos diferencia es que somos curiosos por naturaleza. Y nuestra curiosidad nos ha movido a aceptar todo tipo de riesgos y a visitar toda clase de lugares, desde lo más profundo del océano hasta la mismísima superficie de la luna. 

Así se puede resumir en pocas palabras nuestra historia, pero no nos olvidemos de lo más importante: la vida sin riesgo no es vida. Cuando ayudamos a nuestros clientes para que exploren, creen y construyan un mundo diferente, también contribuimos a que este sea mejor para todos. Cuando ponemos todo nuestro empeño en escoger la opción correcta, y no la opción más fácil, también trabajamos para construir un futuro más esperanzador para todas las personas, nuestros socios y el planeta. No nos cabe la menor duda de que este es un riesgo que vale la pena correr. 

Beazley. Insurance. Just different.